28 agosto, 2019

Bon Vent impecable ante su primera inspección de sanidad

El restaurante del Club Náutico de Altea supera el exigente control sanitario efectuado por los servicios de inspección de la Consellería de Sanidad de la Generalitat Valenciana, cumpliendo con todas las condiciones estructurales, de equipamiento, de formación y de procesos de gestión en hostelería.
img
img
img

En este mes de agosto Bon Vent, el restaurante del Club Náutico de Altea, recibía la visita de los servicios de inspección de la Dirección General de Salud Pública y Seguridad Alimentaria de la Generalitat Valenciana.

 

Durante una mañana el personal del restaurante acompañaba a los servicios de inspección sanitaria por las instalaciones de restauración de Bon Vent para comprobar todos y cada uno de los puntos que exige la normativa vigente en cuanto a sanidad y seguridad alimentaria en establecimientos hosteleros.

 

Se comprobaron aspectos como la higiene de las instalaciones y del equipamiento de todo el local, la formación del personal en materia de higiene y de manipulación y conservación de los alimentos, cadena de frío y calidad del agua. También se revisaron los sistemas de preparación, manipulación, procesado, envasado y almacenamiento de alimentos. Se comprobó el perfecto control de desperdicios y residuos, el adecuado procesado de materias primas y prácticas de manipulación, así como el almacenamiento de productos acabados y materias primas, su trazabilidad y correcto etiquetado.

 

Al finalizar la exhaustiva inspección, los servicios técnicos de la Consellería de Sanitad felicitaron a todo el equipo de Bon Vent por la impecable gestión y el extremo cuidado en materia de sanidad y seguridad alimentaria. Bon Vent supera así su primera inspección cumpliendo con todos los puntos legales sanitarios exigibles y sin ninguna no conformidad.

 

El Club Náutico de Altea, tras más de un año administrando de forma directa el bar-cafetería y restaurante, demuestra una vez más su calidad y profesionalidad en la gestión de las instalaciones portuarias, con el ánimo de ofrecer el mejor servicio de calidad a sus clientes y usuarios náuticos, con estricto respeto a la normas de higiene, prevención de riesgos laborales y protección ambiental.

 

Con esta buena noticia Bon Vent supera su segundo verano, un éxito fruto del trabajo que todo el equipo humano tanto de cocina como de sala realizan día a día para ofrecer un servicio de calidad con el máximo control sanitario y laboral.