12 febrero, 2020

«Estamos muy satisfechos con la evolución del restaurante»

La Junta Directiva del Club Náutico de Altea realiza la primera reunión del año para analizar el 2019 y planificar el 2020.
img
img

La biblioteca del Club Náutico de Altea acogía a los miembros de su Junta y el Gerente del Club el pasado sábado 8 de febrero para celebrar la primera reunión del año. Los informes elaborados por los responsables de las secciones de deportes, marinería, restauración, comunicación y administración fueron evaluados en detalle por los miembros de la Junta Directiva.

 

La gestión del Bon Vent, restaurante del Club Náutico de Altea, ha sido uno de los ejes principales de la reunión. Tras analizar el informe de evaluación de 2019 todos los miembros de la Junta han mostrado su satisfacción con la evolución del restaurante.

 

Además, se ha dado cuenta de la hoja de ruta para este 2020 que incluirá una mejora en la carta y en la oferta gastronómica, centrándola aún más en el producto local y temporada, una serie de medidas para conseguir la rentabilidad económica y una mejora en la organización y gestión del trabajo para ser un referente gastronómico en la zona.

 

Para la consecución de todos estos objetivos el CN Altea está contando desde octubre con la ayuda de un reconocido asesor gastronómico, Toni Llobregat, quien trabaja con todo el personal del restaurante intensamente a fin de mejorar la oferta gastronómica y procedimentar todos los trabajos y así optimizar la gestión del área hostelera del Club.

 

La reunión se inició a las 17 horas y comenzaba con la aprobación de la liquidación del Presupuesto de Gastos e Ingresos correspondientes al 2019, un año que ha supuesto todo un reto para la entidad ya que ha tenido que asumir la fuerte subida del canon que impuso el Consell en 2018, pese a todo ello se han podido cumplir globalmente con las partidas presupuestarias.

 

Además se aprobó el presupuesto para 2020 en el que se incluye una subida del 7% en ingresos con el objetivo de conseguir hacer frente al exigente nivel actual deportivo, al desorbitado canon anual y a las imprescindibles inversiones en la conservación del puerto. Esta medida adoptada por la Junta pretende seguir manteniendo la excelencia deportiva y afrontar las tasas del Consell y para ello ha resultado necesario subir las tarifas tanto a socios como usuarios del Club.

 

Otro de los ejes principales de la reunión ha sido la evaluación de la gestión del área de deportes en 2019, que ha sido todo un éxito en cuanto a la calidad y cantidad de eventos deportivos y a los logros en competición de los equipos del Club. También se han puesto sobre la mesa los grandes retos para este año que serán la realización del Mundial de la clase Flying Dutchman en septiembre, la 34 Edición de las 200 millas a2 y el reciente proyecto del regatista Carlos Olsson que comenzará en 2020 su andadura para poder realizar en cuatro años la Mini Transat, la regata trasatlántica en solitario de más renombre.

 

Por último, la Junta procedió a la convocatoria de Asamblea General de Socios para el 11 de abril de 2020, donde dará cuenta de las Cuentas Anuales auditadas correspondientes al 2019, así como la liquidación presupuestaria y el programa de gestión previsto para 2020. Además de tomar importantes decisiones en el ámbito concesional en el puerto de Altea. En esta última etapa se ha solicitado a la administración portuaria de la Generalitat la ampliación del plazo concesional por otros 10 años, según la Ley de Puertos valenciana, sin renunciar a la nueva concesión administrativa por un plazo superior. La Junta mostró su preocupación por la falta de respuesta de la Dirección General de Puerto de la Generalitat, lo cual provoca una fuerte inseguridad jurídica y de gestión portuaria y deportiva.